Coches eléctricos vs biomasa Imprimir
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Escrito por Francisco Navarro Cervantes   
Miércoles, 22 de Febrero de 2012 20:43

Hace unos meses la Alianza por la Bioenergía solicitaba una serie de cambios en la legislación que facilitasen el uso de la biomasa térmica en los municipios: entre otros, un IVA reducido del 8% para calderas de biomasa y biocombustibles sólidos; y una rebaja del IBI para los edificios que contaran con instalaciones de biomasa para calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria.

Pues bien, a fecha de hoy, y sin haber recibido respuesta alguna a nuestras peticiones, leo en la prensa de Valladolid que el Ayuntamiento estudia rebajar la tasa de aparcamiento en las zonas reguladas por la ORA, además de una rebaja del 75% en el impuesto de circulación a los vehículos eléctricos. Disposición acertada, sí, pues si queremos ciudades con un aire más limpio, debemos favorecer el uso del vehículo eléctrico, pero, por favor, demos el mismo trato a otras medidas que también aportan soluciones en este sentido: cambiar las calderas de combustibles fósiles por calderas de biomasa reduce las emisiones de gases contaminantes, y además rebaja la dependencia energética del país pues la biomasa ¡se produce, transforma y consume aquí!

 

Comprendo que hay que intentar mantener el sector del automóvil, fuente de empleo y riqueza para nuestro país durante muchos años. Y lo digo de corazón, como hijo, hermano, primo, cuñado y amigo de muchos trabajadores de Renault en Valladolid. Pero también digo que siento envidia al ver cómo se instalan postes de recarga para los vehículos eléctricos en las ciudades apoyados por las distintas Administraciones. Y digo yo, ¿no es también la biomasa para uso térmico una buena oportunidad para las ciudades? Tengan en cuenta que es un sector que crea 135 puestos de trabajo por cada 10.000 habitantes, en contraposición a los 9 logrados por los combustibles fósiles; que nos hace mucho más independientes del exterior, al rebajar las importaciones de petróleo y de gas.

Nada tengo en contra del sector del automóvil pero, por favor, señores políticos, muestren más sensibilidad hacia otro sector que puede desengancharnos de la esclavitud de los combustibles fósiles, caros, contaminantes y producidos fuera de nuestras fronteras llevándose miles de millones de euros que son muy necesarios en España.

En el comunicado de la Alianza por la Bioenergía al que me refería al principio, hablamos del empleo que se puede crear gracias a la bioenergía en el año 2050. Si somos capaces de desarrollar el potencial que tenemos en España, la cifra es realmente impresionante: 595.000 puestos de trabajo; a un ritmo de 15.000 empleos al año. Si a esto unimos el ahorro en las importaciones de combustibles fósiles, la bioenergía se convertiría en una fenomenal fuente de riqueza para el país.

Hay que ponerse a ello; necesitamos que Ayuntamientos y otras Administraciones sean consecuentes con el ahorro y la contención del gasto que preconizan y faciliten el desarrollo de los sistemas de calefacción y refrigeración de distrito y la instalación de calderas de biomasa en bloques de viviendas y edificios públicos.

Con la biomasa se consigue ahorrar más de un 30% en comparación con el gas y más de un 50% si sustituye al gasóleo. ¿A que esperamos para ponernos en marcha?

Quizás deberíamos reunirnos con los responsables del sector del automóvil para que nos den las claves de su éxito y aplicarlas al nuestro, pues lo hacen muy bien a la vista de los resultados que obtienen.

Javier Díaz

Presidente de AVEBIOM

ECOticias.com