CINVESTAV produce biodisel con plantas de ornato Imprimir
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Escrito por Francisco Navarro Cervantes   
Viernes, 30 de Marzo de 2012 12:48

Mérida, Yucatán.- (Texcoco Mass Media).- A través de la recolección de aceite comestible usado en restaurantes y puestos ambulantes durante la pasada edición del Carnaval de Mérida, científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) buscan producir biodiesel con el fin de emplearlo en vehículos de promoción turística u oficiales.

Este proyecto encabezado por Luis Díaz Ballote, investigador adscrito al Departamento de Física Aplicada del Cinvestav Unidad Mérida también tiene el objetivo de evitar la contaminación de las aguas subterráneas de Yucatán con aceites y generar conciencia en la población por el cuidado del ambiente

 

El investigador precisó que este proyecto realizado en colaboración con el Ayuntamiento de Mérida, podría abastecer de biocombustible un autobús turístico para el Centro Histórico de Mérida o emplearlo en vehículos ecológicos para la Unidad Mérida de Cinvestav

 

Díaz Ballote explicó que el plan de este proyecto es que para 2013 en Mérida ya circule por lo menos un vehículo alimentado con biodiesel, donde Cinvestav aporte el conocimiento para implementar la tecnología necesaria en la producción de este combustible ecológico.

Explicó que a la par este proyecto apoya a los empresarios con datos sobre los tipos de aceites, los rangos de variación de sus propiedades físico-químicas y las cantidades esperadas para que puedan planear con éxito sus plantas procesadoras. “Con estas acciones apoyamos al país en su compromiso de reducir emisiones de CO2 y se forman recursos humanos de alto nivel con las bases científicas y tecnológicas para producir biocombustibles”.

Por el momento, el aceite recolectado se encuentra almacenado por el ayuntamiento de Mérida y se suministra a los investigadores del Cinvestav para realizar los experimentos donde se produce el biodiesel.

El científico del Cinvestav explicó que con la actual tecnología a nivel laboratorio, el litro de biodiesel es superior en casi el doble de precio que el diesel tradicional; sin embargo, se debe tomar en cuenta que en México la ley para promover la producción y uso de biocombustibles inició en 2008, los costos se reducirán conforme se aumente el volumen de producción.

“En Brasil dicha ley se promulgó hace más de 30 años y ahora su precio de etanol es comparable con el de la gasolina, los avances tecnológicos y la producción en grandes volúmenes disminuye el precio”, explicó Díaz Ballote.

Por el momento los investigadores han presentado proyectos para instalar una planta de biodiesel con la capacidad de procesar unos quinientos litros al día, la cual costaría alrededor de dos millones de pesos.

De manera paralela, el equipo de investigación de Luis Díaz trabaja en la producción de biocombustible con la planta ornamental conocida como “campanita” o “codo de fraile” (Thevetia Peruviana) y es el primer grupo científico en el continente americano en proponerla como una fuente de aceite para producir biodiesel.

La Thevetia Peruviana es una planta que crece de manera natural en el sureste del país y es equivalente a la Jatropha Curca utilizada alrededor del mundo para producir biodiesel; las dos plantas no son comestibles debido a que tienen una ligera toxicidad y no compiten como alimento, explicó el investigador

El proceso para obtener biocombustible con esta planta de ornato es similar a los procesos convencionales que incluye etapas como: cosecha de frutos, obtención de semillas, extracción de aceite, conversión de aceite a biodiesel y determinación de la calidad y pureza del biocombustible obtenido.

Por el momento el proceso de conversión de aceite a biodiesel a nivel laboratorio es por lotes y tarda menos de una hora Para arrancar éste proyecto de manera semi-industrial sería necesario un a apoyo financiero aproximado de 15 millones de pesos para construir un laboratorio de control de calidad y una planta piloto

Se estima que dentro de cinco años se podría estar trabajando en la producción del biodiesel empleando “la campanita”, porque se han empezado a construir parcelas experimentales; de hecho en México se tienen las mejores condiciones para crear el triple de producción de plantas que en otras regiones del mundo, sostuvo Luis Díaz Ballote.

Fuente: Alianzatex.com